Blogia
disca

capacidades de los discapacitados

La asociación Candelita es una de las organizaciones que desarrolla programas de garantía social en Madrid. “Es duro explica Arancha García, una de las docentes–, pero es un trabajo muy bonito. Tienes que potenciar al máximo la cualidad de la paciencia”.

Para Arancha la clave se encuentra en adaptar el aprendizaje a las necesidades de los alumnos, pero también “tienes que mostrarte como una figura cercana a los alumnos, como una figura de referencia”.

Su compañera María Gil, quien imparte las clases prácticas de repostería, coincide con ella en algo: “lo que más nos ha sorprendido es que, además, los chicos vienen de familias desestructuradas”.

Para estas formadoras se han sumado dos retos: la discapacidad o la enfermedad y el ambiente familiar “caótico” que varios de sus alumnos viven. María explica que “en la mayoría de los casos el problema de los padres es su actitud de sobreprotección” y añade: “hay que fomentar sus cualidades y no anularlas”.

Por eso no sólo enseñan sobre matemáticas, lengua, repostería o panadería. Para ellas es materia hasta la capacidad de los alumnos de utilizar el transporte público sin compañía. “Ahora es como si tuviera siete hijos”, cuenta María, “ahora tengo mucha más responsabilidad”.

Entre bizcocho, leche frita y mucho azúcar, alumnos y docentes tienen mucho trabajo para extraer la capacidad y fomentar la superación personal.

autor HECTOR HERNAN CARRERA



¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres